you´ll never walk alone

Seguidores

domingo, 28 de diciembre de 2008

martes, 23 de diciembre de 2008

REGLAS DE ETIQUETA FRENTE A UNA PERSONA CON DISCAPACIDAD. PERSONAS EN SILLA DE RUEDAS O CON TRASTORNOS MOTORES.(Revisado)

Esto no lo he escrito yo, pero me parecio interesante y lo he puesto con algunos matices mio que me parecen importantes

Las personas en silla de ruedas tienen diferentes discapacidades y diversas capacidades. Algunas pueden utilizar los brazos y las manos. Algunas pueden levantarse de sus sillas de ruedas e incluso caminar distancias cortas.

Quienes utilizan sillas de ruedas son personas, no cosas. No se apoye en una persona en silla de ruedas para estrechar la mano de otra ni le pida que sostenga abrigos. Jamás apoye su bebida en el apoyabrazos de una silla de ruedas.

Bueno, siempre hay matices. Yo soy desde los que me gusta ayudar y en un momento dado entiendo que si no hay sitio donde poner el abrigo lo sostengo yo un rato y no pasa nada.

No empuje ni toque la silla de ruedas de una persona; es parte de su espacio personal. Si ayuda a alguien a subir o bajar el bordillo sin esperar que le indique cómo hacerlo, puede hacer caer a la persona de la silla. Si levanta una silla por los brazos o el apoya pies puede desprender alguna de sus piezas.

En este caso yo siempre prefiero que me pregunten antes de hacer nada, asi yo les podre dcir si necesito ayuda y como se ha de hacer

En su edificio, mantenga las rampas y las puertas con accesos para sillas de ruedas sin trabas ni obstáculos. Según la ley ADA, no se deben ubicar los exhibidores delante de las entradas, los cestos para basura no deben estar en medio de los pasillos y no se deben almacenar cajas en las rampas.


Tenga en cuenta hasta dónde pueden alcanzar las personas en silla de ruedas. Coloque tantos elementos como le sea posible al alcance de sus manos. Y asegúrese de que el trayecto de acceso a estantes y exhibidores esté libre de obstáculos. Cuando hable con una persona en silla de ruedas, busque una silla para usted y siéntese a su altura. Si eso no es posible, quédese de pie pero guarde una cierta distancia, de modo que la persona no tenga que forzar el cuello para mantener contacto visual con usted. Mantenga las sendas de desplazamiento despejadas.

Tampoco hay que irse muy lejos. Ni que mover cielo y tierra para buscar una silla.

Si el mostrador de su establecimiento es demasiado alto para que una persona en silla de ruedas vea por encima de su superficie, pase al lado de la persona para atenderla. Tenga a mano una tablilla con sujetapapeles si se espera que la persona complete un formulario o asiente su firma.


Si en su edificio hay diferentes vías de circulación, asegúrese de que haya señales para orientar a las personas en sillas de ruedas hacia las más accesibles. Las personas que caminan con ayuda de un bastón o de muletas también necesitan saber la forma más fácil de moverse dentro de un lugar, pero es posible que las escaleras les resulten más convenientes que una rampa. Asegúrese de que el personal de seguridad y de recepción sepa cuáles son las sendas más accesibles para circular dentro de un edificio y sus alrededores, y pueda brindar indicaciones precisas.


Si el baño público más cercano no tiene acceso o está ubicado en un piso sin acceso para una persona en silla de ruedas, permítale que utilice un baño privado o para los empleados si éste tiene un acceso apropiado.


Las personas que usan bastones o muletas necesitan los brazos para mantener el equilibrio, por lo tanto, jamás las agarre de los brazos. Las personas con trastornos de movilidad a veces se apoyan en una puerta mientras la abren. Empujar la puerta por detrás de ellos para abrirla o abrirla inesperadamente puede hacerlos caer. Incluso empujar una silla de ruedas o tirar de ella puede constituir un problema. Siempre pregunte antes de ayudar. No le pida a una persona en silla de ruedas que le sostenga algo. Respete su espacio personal.

Pero vamos que tampoco pasa nada, por que a nosotros tambien nos gusta ayudar.


Si le ofrece un asiento a una persona con un trastorno de movilidad, recuerde que a algunas personas les resulta más fácil sentarse en sillas con brazos o con asientos más altos.


Las caídas representan un grave problema para las personas con trastornos de movilidad. Si se ha lavado el piso, asegúrese de exhibir señales de advertencia apropiadas. Además coloque felpudos los días de lluvia o nieve posibles. (Cuide que no se plieguen y obstaculicen el paso de una persona en silla de ruedas).


Las personas que tienen trastornos de movilidad que pasan inadvertidas pueden tener necesidades en relación con su movilidad. Por ejemplo, una persona con un problema respiratorio o cardíaco puede tener dificultad para recorrer una gran distancia o para caminar con rapidez. Asegúrese de que su museo, hotel o tienda tenga muchos bancos para que las personas se sienten y descansen.


Algunas personas tienen limitaciones para utilizar las manos, las muñecas o los brazos. Esté dispuesto a ofrecerles su ayuda para alcanzar, tomar o levantar objetos, abrir puertas o exhibidores, operar máquinas expendedoras y otro tipo de equipos.

Bueno he añadido un par de anotaciones que os puedan ser de utilidad.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Sensaciones

Bueno, aquí estoy esta vez, pero ahora no voy a escribir un relato, y voy a no intentar usar la ficción para describir cosas que pasan por mi cabeza.
Hoy viniendo hacia la asociación se me ocurrió este titulo y un poco las ideas que quería plantear, pero como siempre cuando llega el momento de escribir todas esas imágenes desaparecen. Así que voy a ver como las vuelvo a poner en marcha.
Primero voy a hacer una pequeña introducción para aquel que no me conozca. No voy a entrar en detalles, salvo decir que por las circunstancias me quede en silla de ruedas, con perdida total de la sensibilidad desde la vértebra t11. De aquí me surge la idea del titulo de estos pensamientos. Algunos ya lo saben, pero para aquéllos que desconocen el mundo del lesionado medular añadir que no hay dos lesiones iguales, pues aunque sean a la misma altura no es lo mismo un corte transversal que oblicuo, y si es completa o incompleta.
Yo voy un poco a hablar de mi caso, mi lesión es completa, lo cual trae consigo pequeños detalles diferenciadores, de cintura para abajo, como yo suelo decir, se han ido de vacaciones. Pero esto no significa que no haya ninguna sensación. Hay matices, es como yo digo cuando hace frió, aunque yo no tenga frió, uno empieza a entender las reacciones de sus músculos, por ejemplo en este caso yo tengo una sensacion de engarrotamiento.
No podemos hablar de que se sienta un roce o una quemadura, pero si podemos hablar de ciertas sensaciones que hacen que nosotros entendamos como reacciona nuestro cuerpo. Yo puedo más o menos intuir que es lo que quiere mi cuerpo y tomar las medidas necesarias, esto no es una ciencia cierta y a veces puedo equivocarme, pero más o menos tengo un porcentaje alto de acierto.
Aquellos que tienen lesiones incompletas por ejemplo suelen tener dolores neuropaticos, yo la verdad es que en este sentido, aun teniendo menor sensibilidad por ser completa, me alegro de no sufrirlos pues he visto a amigos que no pueden dormir durante días por culpa de los dolores.
Los sueños también a veces pueden traer consigo sensaciones que creíamos ya olvidadas, pues nuestro cerebro guarda recuerdos insospechados que salen a la luz mientras dormimos. En ellos a veces podemos volver a andar y a sentir ciertas cosas.
Pero bueno, la verdad es que aunque esta no era mi idea inicial, más o menos me veo divagando en torno a esa palabra: sensaciones. Nuestro cuerpo sigue reaccionando ante ellas, y jugando un poco con nuestra mente y la vista. Incluso podemos engañarnos a nosotros mismos y creer que sentimos un beso o una acaricia. Pero no me toméis a mal, pensando que este engaño es una cosa negativa o una negación de la realidad, soy muy consciente de lo que hago y por que lo hago. Y disfruto de esas sensaciones ficticias, imaginarias o reales quizás.

NOTRE DAME 2

Segunda parte del texto de NotreDame, escrito a peticion de una amiga, tengo que añadir que me toco meterme en el espiritu de una mujer, y espero haberlo conseguido satisfactoriamente.

El llanto de la trompeta llena el ambiente, el humo del local, la tenue oscuridad que me rodea de las lámparas, la barra, el camarero.
Parece una noche tranquila, solo una mesa con una joven pareja distraída en sus coqueteos. Y la de los músicos. Va a ser una noche aburrida, otra más. No hay nadie que realmente me satisfaga, que me haga sentir plena, llena, satisfecha.
Continúa el trompetista, mismo llanto de cada noche.
Una pequeña ráfaga de aire fresco recorre mis piernas. Parece que la noche se pone interesante, un hombre solo. Envuelto en una pesada gabardina y con su cigarro en los labios. Je, parece sacado de una novela negra.
Se dirige a la barra, whisky. Definitivamente parece el típico policía sacado de una novela.
Me encanta observar sus movimientos, y decidir si será mi próxima victima, o no.
Se ha sentado en una mesa en penumbras no quiere ser observado.
Cambio de turno, ahora le toca al pianista. Definitivamente es policía, ni si quiera a tocado su copa y sin embargo se dedica a observar todo lo que le rodea. Primero la parejita, después la mesa de los pianistas. Parece que este Martini a perdido toda su excitación, se que me mira. Déjalo mientras yo simulo jugueteando con el vaso. Ahora es el momento, los tiempos son importantes.
Se que me está observando, lo veo en sus ojos. Ya está decidido, mientras humedezco ligeramente mis labios. Noto en su mirada el miedo, lo sabes. Eres el próximo.
Vas a caer en mis redes poco a poco. Creo que voy a cantar para ti, me encanta hacerlos sufrir, ver hasta donde pueden llegar.
No hay nada mas sexy que una bella mujer como yo, vestida con este brillante vestido rojo dejando al aire su espalda y parte de sus piernas. Me muevo, lo observo, noto su miedo y su excitación, mis manos recorren mi cuerpo, me pregunto como recorrerán sus manos mi piel, ummm. Definitivamente eres mío.
Este es el mejor momento, cuando te acercas sinuosamente hacia ellos, moviendo tu cuerpo, marcando cada paso y notas como su excitación y pulso se acelera. Pero hay algo mas en el. Lo sabe, también puedo reconocer el miedo en sus ojos y aun así no huye, o me ataca. Esto se pone interesante.
Noto el olor de su cuerpo, una mezcla de tabaco y madera. Huele mi perfume mientras te susurro al oído, Ven.
Esta parte es la mas extraña, aquí se sabe si el trabajo ha sido bien echo, normalmente todos siguen, pero el. Quizás aproveche para huir. Mi abrigo, la puerta, la calle. El resonar de mis pasos en el asfalto y.......
...Si, me sigue. Ya estoy en la puerta de mi hogar, le miro. Una sonrisa, Eres mío.
Ya estoy en casa, donde me esperan mis dos amigas, siempre vestidas igual, con sus telas de gasas, vaporosas, dejando ver sus prefectas y tersas siluetas. Vienen a mí, siento sus cuerpos abrazándome, sus tersos pechos rozando mi cuerpo. Sus suaves labios rozando mi cuello Tranquila chicas tenemos visita, será mejor que nos preparemos. Esperemos a nuestro huésped en el salón. Sentaos junto a mí.
Ya esta aquí, puedo oír el crujir de la madera bajo su peso. Si puedo oler su miedo y su excitación, ya pronto cruzara la puerta de la habitación. Ahí esta, vino a pesar de que sabe quien soy, pero no lo que soy. Chicas, encargaos de el. Me encanta mirar como mis amigas le empiezan a quitar la ropa, y empiezan a disfrutar de su cuerpo, puedo oler, sentir la excitación de ellas y de el. Sera mejor que lo traiga aquí, o la diversión durara muy poco.
Así sentado enfrente de mí, puedo ver la lujuria en sus ojos. Me quito el vestido, me encanta notar el calor de sus cuerpos, el sabor a excitación. Pero el intuye algo, y por ello también puedo sentir su miedo, me gusta. Me encanta recorrer mis labios por su cuerpo, sentarme encima de el y notar su excitación bajo mi. Lamer su cuello, sentir sus labios rozando ligeramente mis pechos.
Retiro el resto de la ropa que le queda, morder ligeramente su pecho. Saborear su sangre. Su cuerpo, observar como su excitación crece hasta ya casi reventar. Um me encanta ese sabor. Cojo su pena, lo acaricio me encanta el calor que irradia, lo introduzco suavemente entre mis labios, notando como mis afilados dientas desgarran suavemente su piel, y su sangre empieza a mezclarse con mi saliva, noto su miedo su deseo, su pasión. Me encanta sentir su calor en los profundo de mi garganta, como su sangre entra en mi. Me encanta ver la expresión de sus rostros cuando me limito a lamer su sangre, mientras sujeto su excitación en mi mano. Pero hay algo distinto en el, sabe lo que viene.
Mi deseo aumenta, me encanta toda esta mezcla de sabores, es como mi droga. Quiero más. Quiero que sepas lo que sabes, lo beso, noto ahora el sabor de su saliva, mezclada con su sangre y parte de su ser. Lo comparto con el, este sentimiento de deseo nunca fue tan fuerte. Quiero hacerte mio, que dependas de mi.
Quiero sentirte dentro de mí. Quiero sentir como estalla tu pasión. Introduzco su excitación dentro de mí, lentamente, mientras te beso, cada vez más y más rápido. Notando como mi cuerpo se abre ante tu calor, ante ti, llenándome entera. Como tus brazos agarran mi cuerpo aumentando mis movimientos introduciéndote cada vez mas fuerte y mas dentro de mi. Escucho tus gemidos, tu excitación como crece junto con la mía.
Prepárate ha llegado tu momento, Todo es muy rápido. Noto como su sangre tras un gran grito de placer y clavar mis dientes en su cuello, empieza a llenar mi cuerpo, como su vida se escurre entre mis labios, mientras dentro de mi noto como su excitación me llena de calor con golpes secos y fuertes.
Placer, excitación, deseo. Hacia tiempo que no llegaba a esos niveles. Quizás no deba acabar con el. Despues de esta noche ya es mío, y siempre es bonito tener un esclavo sexual.

martes, 16 de diciembre de 2008

Campeonato de España, Pinto 2008

video





Este es un video del campeonato de esgrima en pinto